Declaración de ICNK por ocasión de la Fiesta del 70º Aniversario del Partido de los Trabajadores de Corea do Norte

0

ICNK(Seúl, 09 de octubre 2015)

La comunidad internacional debe exigir que el gobierno de Corea del Norte ponga fin inmediatamente a sus abusos a los derechos humanos, en vez de hacer elogios al Partido de los Trabajadores de Corea en el 70º aniversario de su fundación, dijo la Coalición Internacional para extinguir los Crímenes contra la Humanidad en Corea del Norte (ICNK), que se compone de 40 grupos de derechos humanos en todo el mundo.

"Dadas las décadas de abusos contra los derechos horrendos cometidos en nombre del Partido de los Trabajadores de Corea, este 70 aniversario debe de ser lamentado, no celebrado", dijo Kwon Eunkyoung, Secretaria General del ICNK. "Pyongyang no está engañando a nadie con sus desfiles en escena y sus llamamientos para su gente trabajar más duro."

Corea del Norte sigue una sistemática e incisiva violación de los derechos humanos a través de las ejecuciones públicas, torturas, trabajos forzados, violencia sexual, privación de alimentos, el encarcelamiento en campos de prisioneros políticos (kwan-li-lo), y la negación de la libertad de expresión, de pensamiento y de creencia religiosa. La Comisión de Investigación de ONU (COI) para los Derechos Humanos en Corea del Norte emitió un informe en febrero de 2014, afirmando que "se encontró un número preocupante de crímenes contra la humanidad", que "se derivan de las políticas establecidas en el nivel más alto Estado" y la "gravedad, el alcance, la duración y la naturaleza de las atrocidades incalificables cometidos en el país … No tiene paralelo en el mundo contemporáneo".

Corea del Norte debe poner fin a la utilización de violentos y abusivos campos de prisioneros políticos y otros campos de trabajo forzado. Sobre la base de testimonios de primera mano recogidos por miembros de organizaciones de ICNK, cientos de miles de prisioneros murieron en las últimas décadas debido a las condiciones inhumanas y ejecuciones sumarias. Estos testimonios convincentes demuestran la necesidad de que el gobierno de Corea del Norte ponga fin a los actos de tortura en el país y comprometerse a un proceso de arresto, que sea judicial, libre de coerción, violencia y tortura. El gobierno de Corea del Norte y de los miembros del Partido deben reconocer los derechos de cada individuo norcoreano a la vida, a la libertad, la libertad de pensamiento y de expresión, la igualdad y a un sistema judicial justo.

El ICNK apoya la creación de la nueva oficina de derechos humanos de la ONU en Seúl, para dar seguimiento a las conclusiones de la COI mediante la realización de investigaciones adicionales sobre violaciones de los derechos en Corea del Norte. El Consejo de Seguridad de la ONU debe también tomar medidas antes de que finalice el año para discutir formalmente la situación de derechos humanos en Corea del Norte, y exigir que Pyongyang tome medidas para cumplir con las recomendaciones de la COI.

"La comunidad internacional debe marcar esta fiesta del 70º cumpleaños del Partido que gobierna Corea del Norte con nuevos llamados para la responsabilidad internacional de los que cometieron crímenes contra los derechos humanos allá", dijo Ben Rogers, de Christian Solidarity Worldwide. "El Consejo de Seguridad de la ONU tiene que colocar los derechos humanos en Corea del Norte en su agenda urgente de este año, y exigir con una sola voz que Corea del Norte cumpla con sus obligaciones internacionales".

ICNK también insta encarecidamente a la dirección del Partido de los Trabajadores de Corea a tomar medidas para poner fin a la práctica del gobierno de imponer el trabajo forzado de los presos y los ciudadanos comunes. Si bien el artículo 31 de la Constitución de Corea del Norte estipula que el trabajo infantil está prohibido, la práctica continúa ocurriendo en el país. El ICNK insta a Corea del Norte para unirse a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y estar de acuerdo con la Declaración de la OIT relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo, que obliga a todos los miembros de OIT a poner fin al trabajo forzoso y trabajo infantil.

"La triste realidad es que el Estado de Corea del Norte, sus organismos y sus empresas de propiedad estatal emplean una estrategia económica basada en la sistemática de captar los beneficios de forzar a la gente a trabajar durante largos períodos sin goce de sueldo, a menudo en condiciones difíciles o altamente peligrosos", dijo Phil Robertson, subdirector para Asia de Human Rights Watch. "Hay que poner fin a la utilización del trabajo forzoso por el gobierno de Corea del Norte, dondequiera que ocurra en el país."

La Coalición Internacional para extinguir los Crímenes contra la Humanidad en Corea del Norte (ICNK) es un esforzo conjunto de más de 40 grupos de derechos humanos en todo el mundo destinado a proteger los derechos humanos de los norcoreanos y mantener la carga del gobierno de Pyongyang por sus abusos y violaciones de los derechos humanos del pueblo de Corea del Norte.

Miembros y apoyadores de la Coalición incluyen:

Advocates International Global Council

Asia Justice and Rights

Asian Federation Against Involuntary Disappearances

Asian Human Rights & Humanity Association of Japan

Burma Partnership (Thailand)

Christian Lawyers Association for Paraguay

Christian Solidarity Worldwide

Committee for Human Rights in North Korea (USA)

Conectas (Brazil)

Council for Human Rights in North Korea (Canada)

Freedom House (USA)

NK Watch (ROK)

Free North Korea Radio (ROK)

Han Voice (Canada)

HH Katacombs (ROK)

Human Rights Watch

Human Rights Without Frontiers (Belgium)

Inter-American Federation of Christian Lawyers (FIAJC)

International Federation for Human Rights (FIDH)

COMJAN (Investigation Commission on Missing Japanese Probably Related to North Korea)(Japan)

Japanese Lawyers Association for Abduction and Other Human Rights Issues in North Korea

Jubilee Campaign (USA)

Justice for North Korea (ROK)

Kontras (Indonesia)

Liberty in North Korea – LiNK (USA)

Life Funds for North Korean Refugees (Japan)

Network for North Korean Democracy and Human Rights (ROK)

NK Intellectual Solidarity (ROK)

No Fence (Japan)

North Korea Freedom Coalition

Odhikar (Bangladesh)

Open North Korea (ROK)

People In Need (Czech Republic)

PSALT NK (Prayer Service Action Love Truth for North Korea)

The Simon Wiesenthal Center (USA)

The Society to Help Returnees to North Korea (Japan)

Students Alliance for Human Rights in North Korea (ROK)

World Without Genocide (USA)

Young Defectors' Alliance for North Korean Human Rights (ROK)

Yuki Akimoto, Burmainfo (Japan)

Tomoharu Ebihara

David Hawk, Visiting Scholar, Columbia University, Institute for the Study of Human Rights, and author of Hidden Gulag

Ken Kato, Director, Human Rights in Asia (Japan)

Tomoyuki Kawazoe, Representative, Kanagawa Association for The Rescue of Japanese Kidnapped by North Korea / Member, Reporters Without Borders

Suzanne Scholte, Seoul Peace Prize Recipient & Defense Forum Foundation (USA)

Dr. Norbert Vollertsen

DEIXE UMA RESPOSTA

Por favor digite seu comentário!
Por favor, digite seu nome aqui